Él Vaticano se Prepara para Controlar a Través del Derecho Civil

  • Home
  •  / 
  • Artículos
  •  / 
  • Él Vaticano se Prepara para Controlar a Través del Derecho Civil

Querido amigo,

A mediados del siglo XIX, Lord Acton, uno de los más grandes historiadores Católicos Romanos, describió al Papado como “el demonio tratando de pasar desapercibido detrás del Crucifijo.” (1)  Acton, famoso por su dicho, “El poder tiende a corromper y el poder absoluto corrompe absolutamente,”  Señaló claramente la Roma papal como la causa académica y legal de los más de seiscientos años de la Inquisición y otras atrocidades como la Masacre de San Bartolomé, que comenzó en París el 24 de agosto de 1572 y se extendió por toda Francia. Los acuerdos legales callados, calculados y premeditados entre la Roma Papal hicieron posible estos horrores de la historia. En estos terribles siglos, la Iglesia Católica Romana proclamó que la salvación era solo por medio de su sistema sacramental, y por lo tanto, por necesidad, necesitaba una fuerza legalmente diseñada para silenciar el verdadero Evangelio. Su apostasía del Evangelio no ha cambiado en los 198 años desde la Inquisición, como lo demuestran claramente el Concilio Vaticano II y el Catecismo de la Iglesia Católica.

El artículo a continuación tiene la intención de estimular el interés en la historia para no repetir su miseria e informar a los creyentes de los acuerdos civiles deliberados y diseñados que tienen lugar entre el Vaticano y la mayoría de las naciones en nuestros días.

Suyo en la gracia y verdad del Señor,

Richard Bennett

Control del Vaticano a través del derecho civil.

“El poder tiende a corromper y el poder absoluto corrompe absolutamente.”

Por Richard Bennett

La Carta de la Tierra y la Iniciativa de las Religiones Unidas son dos piezas instrumentales en la red internacional de movimientos en todo el mundo que está conduciendo a una religión mundial. Debido a la autoridad mundial del Vaticano a través del derecho civil y el número de sacerdotes, monjas y personas influyentes Católicos Romanas que participan en estos movimientos (las fuentes oficiales permanecen al margen), los creyentes en la Biblia necesitan una perspectiva informada sobre hacia dónde conducen estos eventos.

La Carta de la Tierra

Después de ocho años de planificación, que involucró a más de 25 líderes mundiales y 100,000 personas en el medio ambiente, negocios, política, religión y educación en 51 países, La versión final de la Carta se aprueba por la Comisión en la reunión celebrada en la sede de la Unesco en París el 15 de marzo de 2000. (2) http://cartadelatierra.org/descubra/la-carta-de-la-tierra/ .  Es un documento completo de ética global y un plan político para el gobierno mundial. El proceso de la Carta de la Tierra fue iniciado por un ex Primer Ministro de los Países Bajos y se llevó a cabo bajo la dirección de Mikhail Gorbachev y Maurice Strong, el Presidente del Consejo de la Tierra. Los principios de la Carta de la Tierra incluyen una gobernanza global incorporada según fue definido por la Comisión de las Naciones Unidas (ONU) sobre Gobernanza Global (1995) y otras comisiones de la ONU. Algo del deseo de poder legal se ve en una de sus declaraciones:  “Con el objeto de construir una comunidad global sostenible, las naciones del mundo deben renovar su compromiso con las Naciones Unidas, cumplir con sus obligaciones bajo los acuerdos internacionales existentes y apoyar la implementación de los principios de la Carta de la Tierra, por medio de un instrumento internacional legalmente vinculante sobre medio ambiente y desarrollo.” (3)

Iniciativa de las Religiones Unidas. (URI)

La filosofía detrás de la Carta de la Tierra está plenamente incorporada en la Iniciativa de las Religiones Unidas (URI). (4) http://www.uri.org   URI está diseñada para evolucionar en Naciones Unidas para las Religiones, con la Carta de las Religiones Unidas firmada el 26 de junio de 2000, tres meses después de la Carta de la Tierra. URI hasta la fecha ha celebrado tres conferencias cumbre, con la conferencia de junio de 2000 que marca el nacimiento de una organización verdaderamente global que se presenta como una madre lista para abrazar en su seno a todas las religiones del mundo. Si bien todo el énfasis es “espiritual”, es bastante interesante que el deseo de un mismo club de poder legal sea tan evidente en los documentos de URI como en la Carta de la Tierra. Por ejemplo, de acuerdo con el Preámbulo de la Carta, URI planea un Movimiento Mundial “… para apoyar la libertad de religión y expresión espiritual, y los derechos de todos los individuos y pueblos según lo establecido en las leyes de derecho internacional.”

Poder a Través del Derecho Civil

El control del derecho civil y la ley entre las naciones europeas es cómo la Iglesia Católica prosperó a través de la Edad Oscura y la Edad Media. Este control fue la base principal de su poder durante los seiscientos años de la Inquisición y en el crecimiento de su sistema de poder religioso en general a lo largo de los siglos. Su capacidad para crecer en fuerza y ​​en números siempre es proporcional a sus acuerdos legales con cualquier país. En las naciones donde tiene acuerdos legales con los gobiernos civiles, logra suprimir el Evangelio y al mismo tiempo promover su posición como guardiana del sistema sacramental omnipresente, altamente sensual y más eficaz conocido por el hombre moderno. Los mecanismos de control latentes en el derecho internacional que se pueden ver en la Carta de la Tierra y en la URI son precisamente del tipo que permite que el catolicismo prospere. En el pasado, a través de acuerdos legales, Roma llevó a los reyes y príncipes a la subordinación. Sin el Evangelio, los Católicos, por su temor a la muerte, estuvieron toda su vida sujetos a su esclavitud, ya que la Iglesia Católica Romana enseñando tanto entonces como ahora que no hay salvación fuera de la Iglesia.  ¡Ay del gobernante que resistió la voluntad papal!  Los sujetos pueden ser, fueron y aún pueden ser liberados de sus juramentos de lealtad; estados enteros podían ser, y fueron colocados bajo interdicto. Desde principios del siglo 20, siglo bajo Pío XII, sin embargo, la estrategia legal se ha vuelto aún más autocrática.

Poder Refinado en Concordatos

Un “concordato” es un contrato internacional, que vincula legalmente a la nación involucrada, y al Vaticano. Garantiza a la Iglesia Católica Romana y a los Católicos el derecho a la libertad de religión y culto. Un concordato también garantiza derechos como el de definir la doctrina, establecer la educación Católica Romana, negociar leyes relativas a la propiedad, nombrar obispos y reconocer la ley Católica Romana con respecto al matrimonio y la anulación de tal. Dichos asuntos legales están acordados en la ley civil entre la “Santa Sede” (como se llama legalmente a su posición como estado soberano) y la otra nación.

Antes de 1989, la Santa Sede firmó acuerdos internacionales principalmente con países europeos y latinoamericanos. El control del Vaticano se puede ver muy claramente en aquellas naciones dónde los concordatos se han establecido durante mucho tiempo como, por ejemplo, en Alemania bajo el concordato existente establecido entre Pío XII y Hitler. El deseo del Vaticano de mantener relaciones civiles con otras naciones es ahora más grande que nunca.  Desde 1950 hasta 1999, se firmaron 128 concordatos entre Roma y varios estados.  En el transcurso de nueve años, se firmaron 43 concordatos entre la Santa Sede y otras naciones.  Incluso las naciones de Oriente Medio, Asia y África están entrando en acuerdos jurídicos con Roma.  Además, la Iglesia de Roma tiene mucha influencia en las leyes nacionales e internacionales, particularmente en las naciones en las que ella tiene nuncios papales como embajadores.  Actualmente mantiene relaciones diplomáticas con 172 países a nivel de embajada.  Según el Almanaque Católico, los representantes papales “reciben del Pontífice Romano el cargo de representarlo de manera fija en las distintas naciones o regiones del mundo.”  “Un nuncio apostólico tiene el rango diplomático de embajador extraordinario y plenipotenciario.  Tradicionalmente, debido a que el servicio diplomático de la Santa Sede tiene la historia ininterrumpida más larga del mundo, un nuncio tiene prioridad entre los diplomáticos en el país en el que está acreditado y sirve como decano del cuerpo diplomático en ocasiones estatales.”  (5)

El Vaticano, deseando mantener relaciones diplomáticas oficiales con todas las naciones, corteja a Libia, mientras mantiene relaciones con Israel. Ella ha tenido relaciones ininterrumpidas con Cuba y ha tenido grandes dificultades con China, Corea y Vietnam. Algunos países islámicos no han logrado aún firmar acuerdos con la Santa Sede.  Esto se vuelve más difícil en 2006, a pesar de que el Papa Benedicto tomó medidas el 9 de octubre para arreglar las relaciones con los musulmanes, diciendo que comprendía su indignación por sus controvertidos comentarios y asegurándoles su respeto por su “gran religión”.

A través de sus muchos representantes Católicos Romanos en el gobierno, su propia influencia directa como poder civil y, en particular, a través de sus concordatos, la Roma Papal ahora puede influir en los gobernantes y la política civil en muchas naciones. (6)  Si ganara el control de la corte penal internacional, volvería a cumplir la Escritura: “Y la mujer que has visto es la gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra.” (7)

Estructuras Legales Efectivas

Establecer estructuras legales efectivas para sus propósitos es el objetivo de Roma.  Al entender esto, los comentarios del Arzobispo Martino, un observador permanente de Roma ante las Naciones Unidas, tienen aún más peso: “Como [el último] Papa Juan Pablo Pablo afirmó:  ‘Dentro de la comunidad internacional, la Santa Sede respalda todos los esfuerzos para establecer estructuras jurídicas efectivas.”  (8)  Se puede argumentar que el sistema romano no tiene una posición oficial en URI y otras organizaciones similares.  Esto es cierto, pero la Iglesia de Roma siempre ha trabajado de tal manera para técnicamente mantener sus manos limpias mientras sus leyes y su mentalidad son implementadas por otros, particularmente el poder civil.  Así es como actuó en la Edad Media y Oscura, particularmente durante la Inquisición cuando los poderes civiles en nombre de la ley civil procesaron a millones bajo la ley asesina de la iglesia.  La estructura del sistema Romano la hace capaz no solo de obtener una posición predominante sino también de mantener la ventaja de modo que, de hecho, la “Madre Santa” se lleve todo a sí misma. Por ejemplo, “La Santa Madre Iglesia” es uno de los 154 estados soberanos que participan en la Corte Penal Internacional; sin embargo, ella es mucho más. Su ciudadanía, cuya lealtad es primero para la Iglesia Católica Romana, mora dentro de cada una de estas naciones. Muchos de sus ciudadanos tienen acceso a posiciones en la estructura gobernante de esa nación donde, como Católicos Romanos, la Iglesia Católica Romana les ordena usar su influencia y posición para alinear a esa nación con los deseos papales en cualquier tema. El Catecismo de la Iglesia Católica (1994) es muy claro sobre el tema,

“La iniciativa de los cristianos laicos es particularmente necesaria cuando se trata de descubrir o de idear los medios para que las exigencias de la doctrina y de la vida cristianas impregnen las realidades sociales, políticas y económicas. Esta iniciativa es un elemento normal de la vida de la Iglesia:

«Los fieles laicos se encuentran en la línea más avanzada de la vida de la   Iglesia; por ellos la Iglesia es el principio vital de la sociedad. Por tanto ellos, especialmente, deben tener conciencia, cada vez más clara, no sólo de pertenecer a la Iglesia, sino de ser la Iglesia; es decir, la comunidad de los fieles sobre la tierra bajo la guía del jefe común, el Romano Pontífice, y de los Obispos en comunión con él. Ellos son la Iglesia»” (9)

Sin embargo, debido a la naturaleza totalitaria de la Iglesia Católica Romana, ninguno de los ciudadanos no católicos de otras naciones tiene posiciones de poder dentro de su estructura gobernante. Por lo tanto, aunque la Santa Sede tiene lazos diplomáticos formales con los diversos estados, el poder Católico se puede ejercer de manera encubierta contra esa nación que se niega a diferir de sus puntos de vista, en particular los relacionados con asuntos de fe y moral.  Así es que tal poder sobre los individuos, sostenido por concordatos que legalmente garantizan la enseñanza, por ejemplo, de los Cánones 752 y 333 del Código de Derecho Canónico del Vaticano y el párrafo 882 del Catecismo de la Iglesia Católica puede eventualmente obstaculizar la libertad. de la religión y el culto de los que la Santa Sede considera falsas iglesias.  (10)

“El Poder Absoluto Corrompe Absolutamente”

El emperador Justiniano en el siglo VI fue el principal arquitecto que estableció las bases de la capacidad de Roma para imponer la unidad externa. (11)  Además, “Durante el siglo IX, hubo un esfuerzo concertado para renovar la sociedad y centralizar la civilización occidental. Por lo general, se llama Reforma Carolingian después de su iniciador, Carlomagno, quien fue coronado emperador Romano por el Papa en la fiesta de Navidad en el año 800. Su intención era estabilizar las estructuras de la cristiandad, y una de sus principales herramientas fue la confianza en la ley de la iglesia.

“(12) El famoso papa de Hildebrand Gregorio VII, estableció la base legal de poder de la ley canónica papal para que se incorporara a la civilización occidental en el sistema legal de las naciones en el siglo XI. Todo esto hizo posible la Inquisición desde 1203 d. C. (en persona del Papa Inocencio III) hasta su disolución en España y Portugal en 1808.  La persecución de los creyentes por el Vaticano a los que consideraban herejes se hizo por medios legales civiles. Implicaba encarcelamiento, confiscación de bienes, tortura, internamiento sin juicio y muerte. El Papa Juan Pablo II, mediante el decreto sobre la infalibilidad del Concilio Vaticano I, la adopción en 1917 del Código de Derecho Canónico y la revisión del Código bajo su autoridad en 1983, pudo trabajar de manera menos autocrática que el Papa Pío XII. (13)  Aunque actualmente se mantiene dentro de los límites de otras fuerzas, el poder papal ahora se ha consolidado de tal manera que es capaz de superar lo que Hildebrand Papa Gregorio VII hizo en su día. Entonces el mundo conocido era mucho más pequeño y el único sistema internacional era la propia Roma y el Sacro Imperio Romano. Ahora el escenario está listo para un gobierno de un solo mundo. Sorprendentemente, muchos cristianos simplemente quieren escapar. Si bien algunos cristianos están bien informados y son conscientes de la gravedad del movimiento actual hacia una religión mundial, sin embargo, la mayor parte de lo que se publica está dentro de las normas de corrección política en las que no se menciona el catolicismo romano. Muchos de los evangélicos actuales parecen ignorar totalmente las leyes vigentes en las dogma Católicas Romanas. Por ejemplo, la declaración, “La Iglesia debe separarse del estado, y el Estado de la Iglesia”, fue condenada como un error por “Su santidad, nuestro Señor Papa Pío XI” y aún lo es. (14)

La medida en que Roma reclama el derecho a juzgar e imponer castigos no ha cambiado desde los días de la Inquisición. En la ley canónica actual, ella declara, Canon 1405 (Sección 1): “Es derecho exclusivo del Romano Pontífice juzgar en las causas de qué trata el  Can. 1405: 1. a quienes ejercen la autoridad suprema de un Estado;”  No en vano, entonces, es el interés con el que la Iglesia de Roma se involucra en la promoción de la Corte Penal Internacional y medidas similares.

Su Historia de la Persecución de los Verdaderos Creyentes

La Iglesia Romana ha empleado a reyes y príncipes en su trabajo de persecución.  Sus tribunales primero juzgaron y condenaron a los creyentes, después de lo cual fueron entregados a la autoridad civil para ser ejecutados.  En las cruzadas del Papado contra ciudades, pueblos y territorios que creen en la Biblia, Roma alistó el poder civil de los reyes y potentados para llevar a cabo sus crueles acciones. En esos muchos años, el sistema papal se “Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires ”.

Las cruzadas contra los albigenses, los vaudois y los valdenses estaban repletas de masacres y barbaridades escandalosas.  El acoso individual de los verdaderos creyentes que resultó en torturas y muerte es la historia documentada de la religión estatal del papado.  Durante siglos, a través de su Oficina de la Inquisición, organizó guerras contra ciudades y territorios que creen en la Biblia.  A mediados del siglo XIII, el Papa Inocencio IV ideó en detalle para los muchos inquisidores cómo se iba a realizar la tortura. “Inocencio IV dio instrucciones exhaustivas sobre cómo se aplicaría la tortura en su toro En la bula Ad extirpanda  (1252). Esto fue revisado y reeditado por Papas posteriores. Se prescribe la tortura, pero era para no arrancar las extremidades o causar la muerte … por la que se legitima la tortura como medio de confesión de los heréticos.  En qué medida el sistema abominable fue el logro directo del papado se puede ver en la cláusula de que no se puede hacer ningún cambio sin la autoridad especial de la Sede Apostólica.” (15)

“Desde el nacimiento de Popery en 600, hasta la actualidad, se estima por historiadores cuidadosos y creíbles, que más de cincuenta millones de la familia humana, (16) fueron sacrificadas por el crimen de herejía por perseguidores papales, un promedio de más de cuarenta mil asesinatos religiosos por cada año de la existencia de Popery .” (17)  El autor Católico Romano, Peter de Rosa, escribió sobre las atrocidades de la máquina de tortura Católica Romana,

“El registro de la Inquisición sería vergonzoso para cualquier organización; Para la Iglesia Católica, es devastador.  Hoy en día, se enorgullece, y con mucha justificación, de ser el defensor de la ley natural y los derechos del hombre. Al papado en particular le gusta verse a sí mismo como el campeón de la moralidad.  Lo que la historia muestra es que, durante más de seis siglos sin interrupción, el papado fue el jurado enemigo de la justicia elemental.  De ochenta papas en una línea a partir del siglo XIII, ninguno de ellos desaprobó la teología y el aparato de la Inquisición.  Por el contrario, uno tras otro añadieron sus propios toques crueles al funcionamiento de esta máquina mortal.”  (18)

El Papado ha cumplido de manera sorprendente la imagen de Revelación de la mujer empapada de sangre de seis siglos de su alboroto asesino. En la Biblia, el Espíritu Santo predijo su deseo de poder y sangre. La historia ha registrado algunos de los detalles espantosos.

El Estado de los Asuntos como los Son en la Actualidad

La Roma papal ha estado en oposición directa al Evangelio de Cristo y el juicio de Dios vendrá sobre ella. Nunca hubo un deber más claro que el de retirarse de la Roma papal y sus seguidores ecuménicos. ¡Su iniquidad está corrompiendo e intoxicando a las naciones con una cabeza falsa de la Iglesia, un evangelio falso, y la hará arruinar por completo el acto justo y justo de Dios! La voz del Señor retumba en el trueno a lo largo de los siglos y reverbera en todo el mundo. “Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas;” (19)  La Mujer sentada sobre la bestia de color escarlata continuará y se fortalecerá y atraerá su pecho. multitudes, y naciones y poder y gloria del mundo, como el Señor dijo que lo haría. Sin embargo, la condena final de ella y de los que están dentro de ella ya está escrito: “Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.”  (20)  La ira reservada de Dios Su castigo a la justicia y su enemistad al pecado serán revelados a todo el mundo. La destrucción de la Roma papal procederá de la gloria de su poder. “él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;” (21)

Mientras tanto, la victoria de la Palabra del Evangelio se ve para aquellos que lo esperan. Su poder siempre ha sido mayor en el día de mayor necesidad. ¡Nuestro deber de oración es temer al Dios Todo Santo, obedecer Su gran comisión, y confiar en Su victoria ahora y en el futuro, y orar y desear fervientemente que estemos cada vez más conformes para ser como Él, el Señor! “Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.”  (22)  La santidad consiste en la conformidad del creyente con la imagen de Cristo.

Los creyentes de la Biblia de antaño reconocieron a la Iglesia Apóstata en las páginas de las Escrituras y estaban preparados para exponerla y enfrentarla, con la fuerza y ​​la sabiduría del Señor. Entre otros, estuvieron Dante, John Wycliff, John Huss y Savonarola.  Durante la Reforma, Martín Lutero, William Tyndale, John Calvin, Thomas Cranmer, Hugh Latimer, Nicholas Ridley, John Bradford y John Foxe. En los siglos XVII y XVIII, como John Bunyan, los traductores de la Biblia King James, y los hombres que publicaron las Confesiones de Fe de Westminster y Bautistas. Sir Isaac Newton, Jonathan Edwards, George Whitefield, John Wesley. En tiempos más recientes hubo como Charles Spurgeon, el Obispo J. C. Ryle y el Dr. Martyn Lloyd-Jones. Todos estos hombres y muchos más conocieron la precisión de las Escrituras con respecto tanto a la verdadera esposa de Cristo como a la mujer apóstata “ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires.”  La Palabra escrita se ha cumplido en la historia, en ambos sentidos. y la oscuridad. Como aquellos creyentes de la antigüedad, podemos entrar en batalla, porque tenemos la prueba segura de que el Señor Dios está con nosotros, y tendremos la victoria final. Las palabras del apóstol que repetimos, “Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.” (23)   La certeza del triunfo final debería animarnos en nuestros esfuerzos y alentarnos en nuestras luchas.  “El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.”  (24)


Richard Bennett de “Berean Beacon” Sitio Web: https://bereanbeacon.org

El autor da el permiso para copiar este artículo si se realiza en su totalidad sin ningún cambio.


(1)  Acton, Correspondencia 55; como se cita en Himmelfarb, Lord Acton, pagina151

(2)  Iniciativa Carta de la Tierra:  http://cartadelatierra.org

(3)  En negrita en cualquier cita indica énfasis agregado en este informe.

(4)  URI Sitio Web:  http://www.uri.org

(5)  Our Sunday Visitor’s Catholic Almanac, 2001, p. 277.

(6)  See Ecclesiastical Megalomania: The Economic and Political Thought of the Roman Catholic Church by John W. Robbins (The Trinity Foundation, 1999) for in depth study.  http://www.trinityfoundation.org (Ver Megalomanía Eclesiástica: El Pensamiento Económico y Político de la Iglesia Católica Romana por John W. Robbins (The Trinity Foundation, 1999) para un estudio en profundidad.)

(7)  Apocalipsis 17:18

(8)  Catholic International August, 1998, Vol. 9, No. 8, p. 350.

(9)  Catecismo de la Iglesia Católica Párrafo 899

(10)  Canon 752 “Se ha de prestar un asentimiento religioso del entendimiento y de la voluntad, sin que llegue a ser de fe, a la doctrina que el Sumo Pontífice o el Colegio de los Obispos, en el ejercicio de su magisterio auténtico, enseñan acerca de la fe y de las costumbres, aunque no sea su intención proclamarla con un acto decisorio; por tanto, los fieles cuiden de evitar todo lo que no sea congruente con la misma.”  Canon 333, Sección 3 “No cabe apelación ni recurso contra una sentencia o un decreto del Romano Pontífice.”  Código de Derecho Canónico.  Catecismo de la Iglesia Católica Párrafo 882 “El Pontífice Romano, en efecto, tiene en la Iglesia, en virtud de su función de Vicario de Cristo y Pastor de toda la Iglesia, la potestad plena, suprema y universal, que puede ejercer siempre con entera libertad.”

(11)  LeRoy Edwin Froom, The Prophetic Faith of Our Fathers (La Fe Profética de Nuestros Padres)  (Hagerstown, MD 21740: Review and Herald, 1950) Vol. I, pp. 505, 506.

(12)  Código de Derecho Canónico

(13)  John Cornwell, Hitler’s Pope:  The Secret History of Pius XII (NY 10014:  Viking, 1999) pp. 348, 361, 371.   (El Papa de Hitler: La verdadera historia de Pío XII)

(14)  The Sources of Catholic Dogma, Tr. By Roy J. Deferrari from the Thirtieth Edition of Henry Denzinger’s Enchiridion Symbolorum, revised by Karl Rahner, S. J., published in 1954 by Herder & Co, Frieburg (St. Louis 2, MO:  B. Herder Book Co., 1957) # 1755 title “His Holiness, our Lord Pope Pius XI”, p. 435  (Su Santidad, nuestro Señor Papa Pío XI)

(15)  William Shaw Kerr, A Handbook on the Papacy (Edinburgh:  Marshall Morgan & Scott, 1950) pp. 232-233.  (Un Manual del Papado)

(16)  “A million of poor Waldenses perished in France; nine hundred thousand orthodox Christians were slain in less than thirty years after the institution of the order of the Jesuits.  The Duke of Alva boasted of having put to death in the Netherlands, thirty-six thousand by the hand of the common executioner during the space of a few years.  The Inquisition destroyed, by various tortures, one hundred fifty thousand within thirty years.  These are a few specimens, and but a few, of those which history has recorded; but the total amount will never be known till the earth shall disclose her blood, and no more cover her slain” Scott’s Church History in John Dowling, The History of Romanism, 1881, Classic Reprints No. 57 (Pensacola, FL:  Vance Publications, 2002) Book VIII, Ch. 1, p. 542 Emphasis in the original.  “Un millón de valdenses pobres perecieron en Francia; Novecientos mil cristianos ortodoxos fueron asesinados en menos de treinta años después de la institución de la orden de los jesuitas.  El Duque de Alba presumió de haber condenado a muerte durante pocos años a 36,000 personas en los Países Bajos. La Inquisición destruyó, mediante diversas torturas, ciento cincuenta mil en treinta años. Estos son algunos especímenes, y solo algunos, de los que la historia ha registrado. pero su cantidad total no sera conocida hasta que la tierra revele su sangre, y no cubra más su muerte.”   (énfasis en el original)

(17)  Dowling, p. 541.  Emphasis in the original. (énfasis en el original)

(18)  Peter DeRosa, Vicars of Christ:  The Dark Side of the Papacy (New York, NY: Crown Publishers, Inc., 1988) p. 175.  (Vicarios de Cristo: La Cara Oculta del Papado)

(19)  Apocalipsis 18:4

(20)  Apocalipsis 14:8

(21)  Apocalipsis 14:10

(22)  Romanos 8:29

(23)  Efesios 6:13,14

(24)  Romanos 8:16,17